Decoración

Elige los mejores colores para dormitorios de acuerdo a tu estilo

Dentro de una gama extensa de colores para dormitorios, combinaciones de ellos y espacios para colocarlos, es difícil decidirse por los más indicados para pintar tu habitación. Con todo el ajetreo de la vida diaria, esperas que tu estancia personal sea de tu total agrado y lo más cercano a la tranquilidad posible. Sin embargo, esa serenidad puede variar de persona a persona, y es justamente ahí donde juega el color. ¿Cómo escogerlo y qué opciones tienes? Ahora lo veremos.

Pregúntate: ¿Qué quiero sentir al estar en mi cuarto?

Los colores comunican, por lo tanto, ayudan a transmitir estados de ánimo. Con esa premisa, es necesario que te preguntes a ti mismo cómo deseas pasar tu tiempo ahí, ya que, al ser un espacio tan íntimo, debe ser el lugar que te haga sentir más cómodo.

La mayoría de las personas elige sentir tranquilidad, paz, seguridad, energía para continuar, entre otros estados de ánimo. Las posibilidades son infinitas. No obstante, los términos nombrados pueden ser subjetivos, es decir, no lo que funciona para alguien, funcionará para los demás. Todo depende. Por eso, esta pregunta es clave para escoger el tono indicado. Solo tú sabes cómo realmente deseas sentirte en tu dormitorio.

¿Qué color transmite ese sentir?

Una vez determinado cómo quieres sentirte en tu habitación, pasamos a seleccionar la tonalidad que transmite esas emociones.

La paleta de colores es muy amplia, con tonos fríos y cálidos. Los primeros suelen ser los más indicados para amantes de ambientes de relajación y paz. Entre ellos, el azul, el verde, el lila y el gris. Los segundos, generalmente en tonalidades pastel, como el rojo, naranja o amarillo, son para aquellos que están más cómodos en entornos enérgicos y pasionales.

Ya en este punto, pueden incluirse otras preferencias personales, como tu color favorito o aquel que te recuerde una buena etapa de tu vida. De entre todos los colores para cuartos, eres tú el más interesado en escoger el que más se adapte a ti. ¿Qué mejor que relacionarlo con la pureza de las buenas remembranzas? Te presentamos entonces los colores para habitaciones nombrados y sus significados:

Azul, asociado a la serenidad, la calma, la paciencia y la bondad, el preferido para quienes desean tranquilidad. El verde representa la naturaleza, que a su vez refleja fortaleza, desarrollo y salud, sobre todo en tonalidades tenues. El lila, atribuido a la fuerza de la espiritualidad y el saber, para personas que gustan de reflexiones profundas. El gris, indica estabilidad y seriedad, además de reflejar creatividad, para aquellos que gustan dejar aflorar sus ideas dentro de su estancia.

En cuanto a los colores cálidos, el rojo representa ánimo, energía, valentía y pasión. El naranja motiva al entretenimiento y la diversión, con energía pero con precaución. Por último, el amarillo estimula el positivismo, la espontaneidad y la creatividad. Tonalidades para aventureros pasionales, así opten por las versiones pastel de estos colores.

Además de estos, están el blanco y el negro. El primero refleja limpieza, calma y pureza, para personas que anhelan un espacio de absoluta paz. En tanto que el segundo, el negro, inspira elegancia, reserva y misterio. Este último, generalmente, para aquéllos a quienes les agrada mantener su vida personal en total privacidad.

Así puede verse que los colores, aparte de reflejar indicios sobre la personalidad del dueño de casa, también logran transmitir emociones a quienes los escogen, sobre todo, en un lugar tan íntimo como el dormitorio.

¿Detalles?

Si bien las paredes de la habitación ocupan la mayor parte de la misma, los muebles también acompañan el sentimiento que genera el color escogido. Por ello, es importante que las tonalidades de tu cama, cobijas, cortinas, armarios, veladores, y demás, combinen con la de la pared.

Los estampados o tapices que se opten por utilizar en las paredes deben estar acordes con el tono general de la habitación. La iluminación natural proveniente de las ventanas, como la generada por luz eléctrica, también son un factor a considerar dado que pueden potenciar o destruir hasta la mejor de las tonalidades.

Cuadros, fotografías o pinturas para dormitorios, aun cuando no conserven el mismo color general, y dependiendo de tu gusto, pueden armonizar totalmente la vista completa de tu espacio personal. Todos son detalles a tomar en cuenta debido a que, si bien la mayor parte de un cuarto son sus paredes y su color, lo que la componga internamente también forma parte de la decoración.

¡Colores para habitaciones listas!

Tu rincón de relax está listo para tu deleite personal. Como pudimos ver, la clave está en reconocer cómo quieres sentirte dentro de tu dormitorio, ya que los colores para dormitorios y tus preferencias artísticas están hablados. No olvides que el color que escojas necesariamente te transmitirá algo. Por más raro que le pueda parecer al resto, si el color escogido es de tu agrado, ¡adelante!

Contenido con formato:
Dentro de una gama extensa de colores para dormitorios, combinaciones de ellos y espacios para colocarlos, es difícil decidirse por los más indicados para pintar tu habitación. Con todo el ajetreo de la vida diaria, esperas que tu estancia personal sea de tu total agrado y lo más cercano a la tranquilidad posible. Sin embargo, esa serenidad puede variar de persona a persona, y es justamente ahí donde juega el color. ¿Cómo escogerlo y qué opciones tienes? Ahora lo veremos.

Pregúntate: ¿Qué quiero sentir al estar en mi cuarto?

Los colores comunican, por lo tanto, ayudan a transmitir estados de ánimo. Con esa premisa, es necesario que te preguntes a ti mismo cómo deseas pasar tu tiempo ahí, ya que, al ser un espacio tan íntimo, debe ser el lugar que te haga sentir más cómodo.

La mayoría de las personas elige sentir tranquilidad, paz, seguridad, energía para continuar, entre otros estados de ánimo. Las posibilidades son infinitas. No obstante, los términos nombrados pueden ser subjetivos, es decir, no lo que funciona para alguien, funcionará para los demás. Todo depende. Por eso, esta pregunta es clave para escoger el tono indicado. Solo tú sabes cómo realmente deseas sentirte en tu dormitorio.

¿Qué color transmite ese sentir?

Una vez determinado cómo quieres sentirte en tu habitación, pasamos a seleccionar la tonalidad que transmite esas emociones.

La paleta de colores es muy amplia, con tonos fríos y cálidos. Los primeros suelen ser los más indicados para amantes de ambientes de relajación y paz. Entre ellos, el azul, el verde, el lila y el gris. Los segundos, generalmente en tonalidades pastel, como el rojo, naranja o amarillo, son para aquellos que están más cómodos en entornos enérgicos y pasionales.

Ya en este punto, pueden incluirse otras preferencias personales, como tu color favorito o aquel que te recuerde una buena etapa de tu vida. De entre todos los colores para cuartos, eres tú el más interesado en escoger el que más se adapte a ti. ¿Qué mejor que relacionarlo con la pureza de las buenas remembranzas? Te presentamos entonces los colores para habitaciones nombrados y sus significados:

Azul, asociado a la serenidad, la calma, la paciencia y la bondad, el preferido para quienes desean tranquilidad. El verde representa la naturaleza, que a su vez refleja fortaleza, desarrollo y salud, sobre todo en tonalidades tenues. El lila, atribuido a la fuerza de la espiritualidad y el saber, para personas que gustan de reflexiones profundas. El gris, indica estabilidad y seriedad, además de reflejar creatividad, para aquellos que gustan dejar aflorar sus ideas dentro de su estancia.

En cuanto a los colores cálidos, el rojo representa ánimo, energía, valentía y pasión. El naranja motiva al entretenimiento y la diversión, con energía pero con precaución. Por último, el amarillo estimula el positivismo, la espontaneidad y la creatividad. Tonalidades para aventureros pasionales, así opten por las versiones pastel de estos colores.

Además de estos, están el blanco y el negro. El primero refleja limpieza, calma y pureza, para personas que anhelan un espacio de absoluta paz. En tanto que el segundo, el negro, inspira elegancia, reserva y misterio. Este último, generalmente, para aquéllos a quienes les agrada mantener su vida personal en total privacidad.

Así puede verse que los colores, aparte de reflejar indicios sobre la personalidad del dueño de casa, también logran transmitir emociones a quienes los escogen, sobre todo, en un lugar tan íntimo como el dormitorio.

¿Detalles?

Si bien las paredes de la habitación ocupan la mayor parte de la misma, los muebles también acompañan el sentimiento que genera el color escogido. Por ello, es importante que las tonalidades de tu cama, cobijas, cortinas, armarios, veladores, y demás, combinen con la de la pared.

Los estampados o tapices que se opten por utilizar en las paredes deben estar acordes con el tono general de la habitación. La iluminación natural proveniente de las ventanas, como la generada por luz eléctrica, también son un factor a considerar dado que pueden potenciar o destruir hasta la mejor de las tonalidades.

Cuadros, fotografías o pinturas para dormitorios, aun cuando no conserven el mismo color general, y dependiendo de tu gusto, pueden armonizar totalmente la vista completa de tu espacio personal. Todos son detalles a tomar en cuenta debido a que, si bien la mayor parte de un cuarto son sus paredes y su color, lo que la componga internamente también forma parte de la decoración.

¡Colores para habitaciones listas!

Tu rincón de relax está listo para tu deleite personal. Como pudimos ver, la clave está en reconocer cómo quieres sentirte dentro de tu dormitorio, ya que los colores para dormitorios y tus preferencias artísticas están hablados. No olvides que el color que escojas necesariamente te transmitirá algo. Por más raro que le pueda parecer al resto, si el color escogido es de tu agrado, ¡adelante!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *